images1

Preguntas frecuentes sobre Quiropráctica

ma-img

Preguntas frecuentes sobre Quiropráctica


¿Qué es un quiropráctico?

Un quiropráctico es un profesional de la salud que se especializa en el diagnóstico y tratamiento de trastornos neuromusculares. Se centran en la relación entre la columna vertebral y el sistema nervioso, y utilizan una variedad de técnicas, incluida la manipulación espinal, para tratar afecciones como el dolor de espalda, el dolor de cuello y los dolores de cabeza. Los quiroprácticos no son médicos, pero a menudo trabajan junto con otros profesionales de la salud para brindar atención integral a sus pacientes.

Los quiroprácticos trabajan en conjunto y no en oposición a los tratamientos médicos convencionales. Los quiroprácticos, así como el resto de tu equipo de manejo del dolor, buscan terapias que puedan llevarse a cabo mediante el uso de una intervención artificial mínima o nula, como operaciones o medicamentos.


¿Qué es la atención quiropráctica?

La atención quiropráctica es una forma de atención médica que se centra en el diagnóstico y tratamiento de trastornos neuromusculares. Los quiroprácticos utilizan una variedad de técnicas, incluida la manipulación espinal, para tratar afecciones como dolor de espalda, dolor de cuello y dolores de cabeza. La atención quiropráctica a menudo se considera una forma de medicina alternativa y se basa en la creencia de que estos trastornos se pueden tratar sin el uso de medicamentos o cirugía y que el cuerpo tiene la capacidad de curarse a sí mismo. La atención quiropráctica se puede utilizar como un tratamiento independiente o como parte de un plan de atención médica integral que incluya a otros profesionales médicos.


¿Qué trata un quiropráctico?

Los quiroprácticos son profesionales de la salud que se especializan en el diagnóstico y tratamiento de trastornos neuromusculares. Estos trastornos afectan los nervios, los músculos y los huesos; pueden causar una amplia gama de síntomas incluyendo dolor, rigidez y debilidad. Los quiroprácticos utilizan una variedad de técnicas, incluida la manipulación espinal, para tratar estas afecciones y ayudar a sus pacientes a controlar sus síntomas.

Algunas de las condiciones comunes que tratan los quiroprácticos incluyen:

• Padecimientos y lesiones de bajo riesgo.
• Dolor de espalda, cuello y cabeza (más del 90 por ciento de los problemas tratados)
• Dolor/lesiones lumbares
• Dolor/lesiones de espalda alta
• Cefaleas
• Dolor de cuello
• Trastornos asociados al latigazo cervical (WAD)
• Dolor en las extremidades
• Síndrome del túnel carpiano
• Lesiones y afecciones musculoesqueléticas, como tendinitis o bursitis
• Lesiones deportivas
• Lesiones relacionadas con el trabajo o el automóvil
• Dolencias musculoesqueléticas como estrés y fatiga crónica, alergias, sinusitis, disfunción/dolor de la ATM, trastornos estomacales, síndrome premenstrual (SPM), fibromialgia y otros tipos de dolor.

En general, los quiroprácticos son expertos en el tratamiento de una amplia gama de trastornos neuromusculares y pueden proporcionar una valiosa ayuda a las personas que sufren de dolor, rigidez y otros síntomas. Mediante el uso de la manipulación espinal y otras técnicas, los quiroprácticos pueden ayudar a aliviar el dolor, mejorar la función y mejorar la salud y el bienestar general.


¿Cómo sé si necesito ver a un quiropráctico?

Puede ser difícil saber con certeza si necesitas ver a un quiropráctico, ya que la decisión depende en última instancia de tus circunstancias y necesidades individuales. Aquí hay algunas cosas a considerar al decidir si ver o no a un quiropráctico:

• ¿Tienes dolor crónico o recurrente? Si tienes dolor crónico o recurrente en la espalda, el cuello u otras áreas de tu cuerpo, puede valer la pena considerar ver a un quiropráctico. Los quiroprácticos son expertos en el diagnóstico y tratamiento de trastornos neuromusculares, y pueden ayudar a aliviar tu dolor y mejorar tu salud y bienestar general.
• ¿Has probado otros tratamientos sin éxito? Si has probado otros tratamientos, como medicamentos o fisioterapia sin éxito, puede valer la pena considerar ver a un quiropráctico. La atención quiropráctica puede ser una alternativa efectiva o un complemento a otras formas de tratamiento, y puede ser capaz de proporcionar alivio de tus síntomas.
• ¿Tienes una afección o lesión específica? Si tienes una afección o lesión específica, como una hernia de disco o el síndrome del túnel carpiano, puede valer la pena considerar ver a un quiropráctico. Los quiroprácticos están capacitados para diagnosticar y tratar estas afecciones, y pueden aliviar tus síntomas y mejorar tu salud y bienestar general.

En general, la decisión de ver a un quiropráctico es personal y debe basarse en sus circunstancias y necesidades individuales. Si tienes dolor crónico o recurrente, has intentado otros tratamientos sin éxito o tienes una afección o lesión específica, puede valer la pena considerar ver a un quiropráctico.


¿Son seguros los quiroprácticos?

La atención quiropráctica generalmente se considera segura cuando la realiza un quiropráctico capacitado y con licencia. Como cualquier tratamiento médico, existen riesgos y efectos secundarios potenciales, pero las complicaciones graves son raras. Algunos efectos secundarios comunes de la atención quiropráctica pueden incluir dolor o malestar temporal, dolor de cabeza y fatiga. En casos raros, la manipulación espinal puede provocar complicaciones más graves, como accidente cerebrovascular o daño a los nervios. Sin embargo, estas complicaciones son muy raras y la mayoría de las personas experimentan un alivio significativo de sus síntomas sin efectos secundarios graves.

Es importante elegir un quiropráctico calificado y con licencia para garantizar que su tratamiento sea seguro y efectivo. Los quiroprácticos reciben una amplia capacitación y deben aprobar un examen de la junta nacional para poder practicar. Al elegir un quiropráctico calificado y con licencia, puede estar seguro de que está recibiendo atención segura y efectiva.

Según la Clínica Mayo: “El ajuste quiropráctico es seguro cuando lo realiza alguien capacitado y con licencia para brindar atención quiropráctica”. Es fundamental encontrar un quiropráctico que esté adecuadamente capacitado y tenga excelentes referencias.


¿Hay efectos secundarios de ajustes quiroprácticos?

Como cualquier tratamiento médico, la atención quiropráctica puede causar efectos secundarios, aunque las complicaciones graves son raras. Algunos efectos secundarios comunes de los ajustes quiroprácticos pueden incluir dolor o malestar temporal, dolor de cabeza y fatiga. Estos efectos secundarios suelen ser leves y se resuelven por sí solos en unos pocos días.

En casos raros, la manipulación espinal puede provocar complicaciones más graves, como accidente cerebrovascular o daño a los nervios. Estas complicaciones son muy raras y es más probable que ocurran si el quiropráctico no está debidamente capacitado o si el paciente tiene una afección preexistente que aumenta el riesgo de complicaciones.

Es importante hablar con tu quiropráctico sobre cualquier posible efecto secundario e informar cualquier reacción adversa a tu tratamiento. Tu quiropráctico puede ayudar a controlar cualquier efecto secundario y puede hacer ajustes a tu plan de tratamiento si es necesario. Al trabajar estrechamente con su quiropráctico, puede minimizar los riesgos y maximizar los beneficios de la atención quiropráctica.


¿Qué es un ajuste quiropráctico?

Un ajuste quiropráctico es una técnica utilizada por los quiroprácticos para manipular la columna vertebral y otras articulaciones del cuerpo. El objetivo de un ajuste quiropráctico es mejorar la alineación espinal y reducir el dolor y la incomodidad.

Durante un ajuste quiropráctico, el profesional usa sus manos o un instrumento especial para aplicar una fuerza controlada a la columna vertebral u otra articulación. Esta fuerza ayuda a restaurar la alineación y el movimiento adecuados de la articulación, y puede ayudar a aliviar el dolor y la incomodidad.

Los ajustes quiroprácticos generalmente se realizan de forma ambulatoria y no requieren ninguna preparación especial. El número y la frecuencia de los ajustes variarán según el paciente y sus necesidades específicas. Algunas personas pueden necesitar solo unos pocos ajustes, mientras que otras pueden requerir tratamiento continuo.

En general, un ajuste quiropráctico es una técnica segura y efectiva utilizada por los quiroprácticos para mejorar la alineación espinal y reducir el dolor y la incomodidad. Al trabajar estrechamente con un quiropráctico calificado y con licencia, puedes determinar si los ajustes quiroprácticos son adecuados para ti y desarrollar un plan de tratamiento que satisfaga tus necesidades y objetivos individuales.


¿El tratamiento quiropráctico es apropiado para los niños?

Sí, el tratamiento quiropráctico puede ser apropiado para los niños. La atención quiropráctica es una forma segura y efectiva de tratamiento para muchos trastornos neuromusculares, incluido el dolor de espalda y otras afecciones musculoesqueléticas.

El tratamiento quiropráctico para niños suele ser similar al tratamiento para adultos, pero se adapta a las necesidades y habilidades específicas de los niños. Los quiroprácticos pueden usar técnicas y ajustes suaves para ayudar a mejorar la alineación espinal y reducir el dolor y la incomodidad en los niños.

Además de tratar los trastornos neuromusculares, la atención quiropráctica también puede ayudar a mejorar la salud general y el bienestar de los niños. Al promover la alineación y función espinal adecuadas, la atención quiropráctica puede ayudar a apoyar el crecimiento y desarrollo saludables, y puede mejorar la salud y el bienestar general de un niño.

En general, el tratamiento quiropráctico puede ser una forma apropiada y efectiva de atención para los niños. Es importante elegir un quiropráctico calificado y con licencia que tenga experiencia en el tratamiento de niños, y trabajar estrechamente con el quiropráctico para desarrollar un plan de tratamiento que satisfaga las necesidades específicas de tu hijo.


¿Pueden los quiroprácticos recetar medicamentos?

No, los quiroprácticos no tienen licencia para recetar medicamentos. Los quiroprácticos son profesionales de la salud que se especializan en el diagnóstico y tratamiento de trastornos neuromusculares. Utilizan una variedad de técnicas, incluida la manipulación espinal para tratar estas afecciones.

Si bien los quiroprácticos no tienen licencia para recetar medicamentos, a veces pueden recomendar analgésicos de venta libre u otros tratamientos para ayudar a controlar los síntomas. Sin embargo, los quiroprácticos no tienen la capacidad de recetar medicamentos controlados, y no se debe confiar en ellos como un sustituto de la atención médica.